miércoles, 12 de octubre de 2011

Anahí, la princesa del Showbiz



Una diva en los escenario, pero un gran ser humano en la vida real.

En la pantalla chica, Anahí comparte su corazón entre dos hombres. En la vida real, lo hace con sus amigas y con su familia y prefiere mantenerse alejada del ambiente de la artisteada. En esta entrevista platicó con Cosmo sobre su vida, sus travesuras,la independencia económica y mucho más.

La actriz y cantante llega a nuestra sesión de fotos con una puntualidad rara vez vista en las estrellas de su talla y de su edad, y menos cuando el llamado es un sábado a las diez de la mañana. Está muy consciente del valor de su tiempo y no pierde ni medio segundo: va a lo que va.Trae puestos unos jeans oscuros, una t-shirt gris y unos Louboutin que la hacen ver 20 centímetros más alta. "¡Te juro que ya son como mis chanclas, son los zapatos más cómodos que tengo!", nos confiesa mientras la peinan y maquillan. Para ella esto es parte de la rutina, de la vida cotidiana. Lleva 26 años trabajando y apenas hace algunos meses cumplió 28. Su carrera inició en Chiquilladas y de ahí no ha parado, ha salido en más de una decena de telenovelas, obras de teatro y películas. Desde entonces, ha sido dueña de sus quincenas. "Intento ser cuidadosa, ayudo a mi familia, y trato de vivir bien. No creo en los excesos, pero sí en la comodidad".

Pero no todo ha sido glamour para ella, muy al contrario; cuando tenía 14 años cayó en una anorexia terrible, de la cual logró salir a los 21. Hoy está más sana que nunca y preside una fundación que apoya a niñas y adolescentes que viven esa situación.


Prueba superada: el gran boom vino en 2004 cuando Pedro Damián la eligió para ser una de las protagonistas de Rebelde, telenovela de la cual saldría el grupo musical RBD, donde compartió los escenarios junto a Dulce María, Poncho Herrera, Maite Perroni, Christian Chávez y Christopher Uckerman. La banda rompió records, enloqueció a miles de fans y permitió que Ani ?como le dicen de cariño? se hiciera de millones de fans en países tan lejanos com Rumania, Serbia, Eslovenia y en otros no tan lejanos, como Brasil, Argentina y Chile.


Una vida bajo el reflector
El éxito viene naturalmente en casi todo lo que hace, es parte de su historia y sabe lidiar con él. "Ha sido un proceso muy natural porque siempre he hecho esto; realmente no conozco otra vida. He ido creciendo junto con mis fans y la gente que me sigue, y también se ha sumado gente nueva a la que empieza a gustarle lo que hago. Eso sí, también llevo una vida alterna a ésta, que es muy normal, muy tranquila, en compañía de mis amigos de siempre que no tienen nada que ver con el medio artístico".



Su regreso a la tele
Actualmente, Anahí está a full con las grabaciones de la telenovela Dos hogares, la cual ha alcanzado los primeros lugares en ratings y le ha dado más credibilidad como actriz. "¡Mis horarios están de locos! Arranco a las ocho de la mañana todos los días, hay veces que salgo relativamente temprano y otras que a las cinco de la madrugada... Un día antes sabes cuáles serán los horarios del día siguiente, así que no puedes hacer muchos planes. Pero me divierto muchísimo, me la estoy pasando increíble y a la gente le está gustando, por lo que nos sentimos más motivados. El cansancio ya no importa porque estoy feliz".

Una chica Cosmo
Es atrevida, fashion y divertida. Por lo tanto, Anahí es una de nosotras; hecha y derecha. "¡Me gusta mucho divertirme! En mi carrera soy atrevida, me encanta tomar riesgos, entre éstos está la ropa, pues yo misma invento mis locuras y hago mis propios diseños". No sólo eso, también es ingeniosa y traviesa. "En las giras de RBD de repente organizaba a todos para pedir vacaciones u horas libres. Armaba mi sindicato entre todos, luego ya íbamos todos juntos a pedir algo (risas)".



Fuente: Cosmopolitan

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada